Inici » El juez envía a prisión sin fianza a Dilawar Hussein, el reconocido matador de los tres hermanos de Morata de Tajuña

El juez envía a prisión sin fianza a Dilawar Hussein, el reconocido matador de los tres hermanos de Morata de Tajuña

by PREMIUM.CAT
Un grupo de agentes de policía caminando junto a un coche y un edificio con una ventana al costado, Andor Basch, imagen promocional, una fotografía de stock, gótico internacional

Dilawar Hussein F.C., el ciudadano paquistaní llamado ‘El Negro de Morata’, ha ingresado en prisión provisional por orden del juez, tras haber confirmado en su comparecencia lo mismo que declaró ante la Guardia Civil. Es decir, ha vuelto a reconocer ser el responsable de los asesinatos de los tres hermanos Gutiérrez Ayuso, vecinos de Morata de Tajuña y con los que tuvo varios conflictos por deudas económicas.

El titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 5 de Arganda del Rey ha decretado la prisión provisional comunicada y sin fianza de Dilawar, que se entregó el pasado domingo a la Guardia Civil del mismo municipio, por ser el presunto autor del triple homicidio de Morata de Tajuña.

El juez ha tomado esta decisión ante el peligro de fuga y la posible alteración y/o destrucción de pruebas, según han informado fuentes judiciales. El detenido será investigado por la supuesta comisión de tres delitos de homicidio, aunque esta calificación penal es inicial y podría cambiar según se vayan practicando las correspondientes diligencias de investigación en el marco de la instrucción judicial.

En el transcurso de la comparecencia, el detenido admitió la autoría de los hechos y se ratificó en el declarado ante la Guardia Civil. Tras la decisión judicial fue trasladado al centro penitenciario de Estremera. Cabe destacar que Dilawar ya cumplió 7 meses de condena, después de haber sido arrestado por golpear en tres ocasiones con un martillo a una de las hermanas Gutiérrez Ayuso.

El hecho más mediático

Dilawar es el autor reconocido del hecho más mediático de España en lo que va de año. Este ciudadano de nacionalidad paquistaní habría cometido el triple homicidio de tres hermanos de Morata de Tajuña que estaban siendo objeto de una estafa por internet. Amélia, una de las tres hermanas, llevaba 6 años enviando dinero a un estafador que se hacía pasar por un militar estadounidense con el que mantenía una relación online.

La mujer se arruinó, al igual que su hermana, que cayó en una estafa de similares características. De ahí que tuvieron que vender sus propiedades (una casa en Ciudad Lineal, Madrid) y joyas. Y cuando no tuvieron más recursos, optaron por empezar a pedir dinero a sus vecinos de Morata de Tajuña. Éstos les advirtieron de que estaban siendo estafadas, pero las mujeres, lejos de investigar, se ponían nerviosas y seguían pidiendo dinero.

Fue así como conocieron a Dilawar, que tenía un locutorio desde el que las mujeres enviaban grandes cantidades de dinero al exterior. A ese ciudadano paquistaní le propusieron un negocio: que él les dejara una alta suma de dinero. Le prometieron que le devolverían ese importe con altos intereses, ya que estaban esperando el cobro de 7 millones de euros de la herencia de uno de esos supuestos militares que mantenían relaciones con una de las hermanas.

Cobro fallido

Dilawar les habría dejado una cantidad entre 30 y 50 mil euros, con la promesa de que le acabarían devolviendo 60 mil. Pero el tiempo fue pasando y, al ver que ese dinero nunca llegaba, decidió ir a cobrarlo personalmente. Primero estuvo instalado en la casa de los hermanos, ya que vendió el locutorio y sus pertenencias para poder dejar ese dinero. Luego llegó a agredir a Amélia, una de las hermanas, dándole una bofetada que ella no llegó a denunciar.

En enero de 2023, Dilawar volvió con la intención de cobrarse la deuda y, según una sentencia a la que ha tenido acceso El Periódico de España, del grupo Prensa Ibérica, agredió a Amélia en tres ocasiones con un martillo. Y cuando la mujer cayó al suelo, le dio una patada. Esta vez, los hermanos sí presentaron denuncia y el hombre fue encarcelado. Pasó 7 meses encerrado en el penal madrileño de Estremera.

Tras su puesta en libertad, pasó varios meses viviendo en casas de compatriotas sus residentes en Madrid, puesto que lo había perdido todo. Y fue en enero cuando decidió consumar su venganza, entrar en la casa de los tres hermanos y acabar con la vida de los tres. Tras el hallazgo de la policía, permaneció varios días escondido, hasta que decidió entregarse a la Guardia Civil el pasado domingo. Ahora vuelve a Estremera, a la espera de ser juzgado por los tres homicidios.

You may also like

-
00:00
00:00
Update Required Flash plugin
-
00:00
00:00