Inici » Las relaciones de Àngel Guimerà con Manresa: Un Centenario Dignificado

Las relaciones de Àngel Guimerà con Manresa: Un Centenario Dignificado

by PREMIUM.CAT
un home amb vestit i corbata davant d'un grup d'homes amb vestit i corbata en una sala d'audiències, Alesso Baldovinetti, vfx, una escultura de marbre, accionisme vienès

Una Visita Histórica

En el marco del centenario de la muerte de Àngel Guimerà, el historiador Francesc Comas compartió detalles fascinantes sobre las relaciones que el reconocido escritor mantuvo con Manresa. Sus visitas a la ciudad fueron eventos destacados, y su legado sigue siendo recordado con admiración y respeto.

La primera visita de Guimerà a Manresa tuvo lugar el 26 de marzo de 1892, en el marco de la celebración de las históricas Bases de Manresa. En esta ocasión, la Unión Catalanista eligió la capital del Bages para su primera asamblea, un evento que marcó un punto de inflexión en la historia de la región. Guimerà, conocido por sus habilidades como escritor y propietario, fue encargado de presidir la ponencia de la base tercera, centrada en la Constitución Catalana. Su discurso, descrito como encendido y apasionado, cautivó a la audiencia y dejó una huella perdurable en la memoria colectiva de Manresa.

Reconocimiento y Honor

La segunda visita de Guimerà a Manresa tuvo lugar el 30 de abril de 1905, cuando se celebró un concierto del Orfeó Manresà que estrenó el himno con letra de Àngel Guimerà y música de Estanislau Casas. Este evento fue un testimonio del profundo impacto que Guimerà había tenido en la vida cultural y artística de la ciudad. Además, su contribución fue reconocida en Barcelona, ​​donde fue declarado hijo predilecto, y varias ciudades catalanas le dedicaron calles en honor a su legado literario.

Un Homenaje Memorizado

La tercera visita de Guimerà a Manresa tuvo lugar el 29 de agosto de 1920, cuando presidió los segundos Juegos Florales infantiles en el Centro Autonomista de Dependientes del Comercio y la Industria. Aunque esta recepción fue más modesta en comparación con las anteriores, fue un testimonio del respeto y la admiración constantes que la ciudad de Manresa sentía hacia ese ilustre escritor.

Un Legado Perdurado

Las visitas de Àngel Guimerà en Manresa marcaron un capítulo significativo en la historia de la ciudad. Su compromiso con la cultura y su contribución a la vida social y artística de Manresa siguen siendo recordados con gratitud y admiración. Su legado perdura como un testimonio de su influencia duradera en la región, y su memoria sigue siendo honrada con respeto y veneración.

You may also like

-
00:00
00:00
Update Required Flash plugin
-
00:00
00:00